Consejos de seguridad alimentaria para viajeros

Consejos de seguridad alimentaria para viajeros

Con el verano acercándose, muchos de ustedes podrían estar planeando viajar al extranjero. Viajar puede ser emocionante y gratificante, pero también puede conllevar riesgos potenciales. El agua o los alimentos contaminados pueden causar una variedad de enfermedades que van desde síntomas leves y de corta duración (por ejemplo, vómitos, diarrea) hasta enfermedades más prolongadas y graves (por ejemplo, cólera, hepatitis A). Los viajeros deben permanecer vigilantes en el extranjero y tomar las siguientes medidas de precaución para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos o el agua.

 

Consejos de comida y bebida para viajeros

Manténgase limpio

Los microorganismos peligrosos están presentes en el medio ambiente y pueden ser transportados en las manos y transferidos a los alimentos.

Lávese bien las manos antes de manipular y consumir alimentos.
Lave los alimentos con agua segura.

 

Elija bebidas y alimentos seguros

El agua (incluido el hielo) y los alimentos crudos pueden estar contaminados con microorganismos peligrosos. Las toxinas también pueden formarse en alimentos dañados y mohosos.

Agua y Bebidas

Beba sólo agua hervida y bebidas hechas con agua hervida siempre que sea posible.
Si no es posible hervir el agua, se pueden considerar otros métodos para purificarla.
Se debe evitar el hielo en las bebidas en caso de duda acerca de su origen o de las condiciones higiénicas.
Las bebidas embotelladas o envasadas de otro modo suelen ser seguras para beber. Limpie y seque el embalaje antes de abrirlo.

También puedes usar filtros y potabilizadoras de auga para quedarte más tranquilo

 

Comida

Compre alimentos en locales higiénicos y confiables. No compre alimentos de vendedores ambulantes u otros puntos de venta de alimentos con saneamiento ambiental deficiente o vistos con un manejo inadecuado de los alimentos.
Asegúrese de que los alimentos estén bien cocidos y que estén todavía calientes cuando se sirven.
Evite la carne, las aves, los mariscos y los huevos crudos o poco cocinados.
Pele las frutas y verduras si se van a consumir crudas. Evite las personas con piel dañada.
Evite la leche y los productos lácteos no pasteurizados (por ejemplo, los quesos).
Preste atención a la fecha de caducidad al comprar alimentos.

Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

Los alimentos que se mantienen a temperatura ambiente durante largas horas permiten que los patógenos crezcan y produzcan toxinas.

Evite los alimentos cocinados o los alimentos listos para comer que se hayan mantenido a temperatura ambiente durante varias horas.
Evite los alimentos en buffets, mercados, restaurantes y vendedores ambulantes si no se mantienen calientes (por encima de 60 ºC) o refrigerados (a 4 ºC o menos).
Mantenga los alimentos perecederos a 4 ºC o menos si no se consumen inmediatamente.
Lea y siga las instrucciones de almacenamiento en las etiquetas de los alimentos.

 

 

 

 

 

 

Add Comment